martes, 28 de febrero de 2017

Observación en el IES ÁLVARO YÁÑEZ de Bembibre. León




Sigo observando en acción a mis compañeros, acumulando sensaciones y experiencias.
En la sesión de Inglés en 3º ESO asistí a una actividad sobre vocabulario relacionado con violar o cumplir la ley, en base a una serie de imágenes que había que comentar. Además se les dieron las bases sobre una presentación oral que tenían que realizar.

Una vez más, constato lo importante que es un clima ordenado para intervenir y hablar, de tal modo que se pueda escuchar y ser escuchado. En ocasiones algunos alumnos (que no tienen mal nivel de inglés) hablan muy bajo, quizás por sentir cierto apuro. Es clave que el resto de la clase escuche atentamente y nadie se ría de los errores de pronunciación o gramaticales. Es fundamental normalizar el error como parte necesaria del aprendizaje. En este sentido, Mayte hizo muy bien ese rol de moderadora de preguntas cortas y variadas a todos, para que las intervenciones de los alumnos sean frecuentes y se naturalice el hecho de participar y hablar.

En la clase de matemáticas con 3º ESO, Javi estuvo trabajando con una aplicación web, onlinecharttool. De forma sencilla se generan gráficos en base a datos recogidos previamente.
Se trataba de un registro estadístico sobre las veces que esa bendita botella se queda de pie al lanzarla. En función del volumen de agua introducido en su interior, el índice de éxito variaba notablemente. Los alumnos trabajaban en los ordenadores de forma autónoma, escuchando las instrucciones en inglés y con ayuda de una ficha de trabajo muy bien diseñada para la actividad.

Por último asistí a la clase de Geografía e Historia de 1º ESO de mi compañera María, quien hizo un repaso sobre las principales características y diferencias en los distintos homínidos.

Me gustó mucho el ritmo que María le imprimió a la clase, con preguntas directas, muy breves y rápidas, fomentando mucho la participación e introduciendo imágenes en el proyector a modo de apoyo visual. Me pareció que mis propios alumnos (a los que yo tengo en EF no bilingüe) se animaban bastante a hablar en inglés y a participar.

A modo de resumen, me parece importante que se anime a los alumnos a buscar otras maneras de expresar en inglés aquello que no sepan decir; siempre existe otra construcción verbal o explicación para expresar esa palabra que desconocemos, o esa pregunta que no sabemos formular.
Considero que en ese esfuerzo cognitivo radica gran parte del aprendizaje de un idioma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada